8 consejos para que tu café sea más nutritivo

Total
0
Shares

Si eres amante del café habrás escuchado en más de una ocasión las contraindicaciones que tiene su consumo. Sin embargo, el café por sí sólo no es especialmente bueno ni malo para nuestro organismo; por otro lado, son los hábitos de vida que llevamos y la forma en la que lo preparamos los que marcan la diferencia para nuestra salud. El café tiene su parte positiva. Para maximizar los beneficios de esta bebida, te dejamos estos 8 consejos para que tu café sea más nutritivo. 

8 consejos para que tu café sea más nutritivo

Presta atención a estos consejos y opciones de café más saludables para que puedas aprovechar al máximo las propiedades positivas que esta bebida nos aporta en el día a día. 

1- Bebe un vaso de agua primero

Si bebes demasiado café, tu cuerpo se ajustará a la ingesta de cafeína. A pesar de que la cafeína es un diurético, es decir, que desencadena la pérdida de líquidos, cuando nuestro organismo se acostumbra a su consumo, se evita el efecto deshidratante, lo que conlleva a que las personas amantes del café no beban suficiente agua natural en el día.

La primera recomendación consiste en intentar beber, al menos, una taza de agua simple al despertar o antes de tomar la taza de café de la mañana. También recuerda beber agua en el resto del día para mantenerte hidratado. 

2- No olvides desayunar

La cafeína acelera la producción de insulina, por lo tanto si sólo tomas café en la mañana, tu cuerpo se quedará con pocas reservas de glucosa y estarás más agotado el resto del día. Esto estimula el aumento de peso, ya que vas a desear recuperar tu energía con alimentos poco saludables y dulces. 

Siempre que tomes café en las mañanas, acompáñalo con un desayuno sano, como una pieza de fruta, un bol de avena u otras opciones igual de saludables.  

3- Sin azúcar

Evita añadir demasiada azúcar a tu café. El exceso de azúcar es perjudicial para la salud del páncreas y representa un aliciente para desarrollar diabetes tipo 2. Sin contar que consumir demasiada azúcar contribuye a un aumento de peso. Tampoco endulces la bebida con leche condensada; el café es amargo y, lo mejor, es consumirlo de esa manera. Por otro lado, también evita los cafés latte refrigerados de supermercado, pues aunque son deliciosos tienen una alta concentración de azúcar por vaso, que por poco equivalen a los gramos diarios recomendados por la Organización Mundial de la Salud. 

4- Elimina los edulcorantes

En relación al consejo anterior, tampoco es recomendable endulzar el café con edulcorantes artificiales. Algunos estudios han demostrado que estas sustancias están relacionadas con un mayor riesgo de obesidad, enfermedad cardíaca y diabetes tipo 2. A pesar de que no tienen calorías, estimulan los antojos y te impulsará a que tomes el café acompañado de galletas, dulces o cualquier otro alimento poco saludable, con tal de saciar el apetito que despiertan estas sustancias. 

5- Opta por lácteos saludables

Si te gusta agregar leche a tu café, opta por lácteos obtenidos de ganado alimentado con pasto o leche de origen vegetal, como la leche de almendras, coco, marañón y otras fuentes vegetales. 

La mayoría de estos lácteos contienen más nutrientes, así como ácidos grasos omega-3 antiinflamatorios, que pueden ser provechosos para nuestro organismo. También son mucho más bajas en calorías que las tradicionales; y a menudo se producen con ingredientes totalmente naturales. 

6- Agrega algunas especias

Si todavía quieres endulzar tu café, una buena opción es añadir especias “dulces” como la canela, el jengibre, la nuez moscada y el clavo. Las especias tienen muchos beneficios estéticos que te harán disfrutar mejor el café, ya que aumentan el sabor y el aroma de la bebida.

Por otro lado, las especias también aportan a la ingesta de antioxidantes que puede resultar muy beneficiosa para el cuerpo. Por ejemplo, la canela ayuda a regular la insulina. Por eso, te recomendamos utilizar especias o varias al mismo tiempo para tomar tu café más nutritivo. 

7- Café orgánico

Otro consejo que te ayudará a beber un café más saludable, es escoger siempre los granos que no hayan sido tratados con tantas sustancias químicas nocivas, es decir, los granos más orgánicos.

Los cafetales también utilizan pesticidas en sus cosechas, por lo tanto te recomendamos leer las etiquetas y optar por el café más natural posible. 

8- Consigue una cafetera adecuada

Las mejores cafeteras para preparar café son las eléctricas, esto debido a que las cafeteras tradicionales, mucha veces, desperdician gran parte del producto y desaprovechan los granos.

Por otro lado, también te aconsejamos conseguir una moledora de granos de café y hacer tú mismo el proceso desde cero para obtener un sabor y un aroma bien intenso.

Total
0
Shares

Entrenamiento de hombros: 6 ejercicios para hombros anchos y fuertes

Uno de los motivos principales por los que muchos van al gimnasio y toman varias horas de su…

También te puede interesar