7 hábitos para antes de acostarse que te ayudarán a conciliar el sueño en 10 segundos

Total
0
Shares

Sabemos que hay noches en las cuales por más cansada que estés, es imposible conciliar el sueño, muchas veces es porque tienes muchas cosas en la cabeza, no puedes despejar la mente, estas estresada, con ansiedad o ya estas adelantada pensando en el día siguiente. Son muchos los factores que pueden hacer que no puedas dormir y quedes varias horas dando vueltas en la cama.

Por eso queremos recomendarte los siguientes 7 hábitos que puedes empezar a hacer en las noches justo antes de acostarte a dormir y con ellos seguramente podrás conciliar el sueño en 10 segundos o menos.

1-Toma un vaso de leche tibia

Tal vez ya habías escuchado este consejo en algún lado, es una estrategia muy popular pero efectiva, es como si después de tomar ese vaso de leche tibia hicieras un viaje al pasado, a tu infancia y al igual que en ese entonces, es probable que siendo mayor ese truco siga siendo un somnífero natural que nunca falla.

2-Escribe tus pendientes 

Antes de acostarte tómate un par de minutos para escribir en una agenda esas tareas y responsabilidades que tienes pendientes y no puedes olvidar, de estar forma lograrás liberar un poco esa tensión que tienes por pensar en eso, así también descansas y quedas convencida de que no se te olvidará nada, además tu cerebro descansará al tener cada vez menos cosas en la cabeza.

3-Horario para dormir

Nuestro cuerpo funciona como un reloj biológico que va cumpliendo un ciclo cada 24 horas, es por esto que si nos acostumbramos a dormir y despertar a la misma hora y por lo menos durante 6 días a la semana, el cuerpo ya se adaptará y sentirá la necesidad de descansar a la misma hora de siempre.

4-Técnica 4-7-8

Esta es un técnica creada por Andrew Weil, basada en prácticas budistas de respiración que hará que quedes dormida en menos de un minuto. Consiste en cerrar los ojos, inhalar aire por la nariz mientras cuentas mentalmente hasta 4, luego mantienes la respiración durante 7 segundos y finalmente vas a soltar todo el aire de tus pulmones durante 8 segundos. Lo ideal es repetir esta serie 3 veces mientras te relajas y quedas dormida.

5-Técnica de los 120 segundos

Esta técnica usada por el servicio militar estadounidense, hará que quedes dormida en 120 segundos. Después de seguir estos pasos: Primero te vas a concentrar en relajar todos los músculos de la cara, desde la mandíbula hasta la frente, después dejas que tus hombros caigan y se relajen, dejas descansar tus brazos, desde más muñecas hasta los hombros, luego vas a inhalar y exhalar muy profundo y finalmente relajar los músculos de tus piernas hasta quedar dormida.

6-Deja que tu mente viaje

Otro truco puede ser dejar a un lado todos los pensamientos que tienes en cabeza y transformarlos en unos más lindos y placenteros. Lo que puedes hacer es enfocarte en un paisaje, en un lugar o en una persona, imaginarte toda una escena en ese sitio, así te quedarás dormida muy pronto.

7-Habitación

La idea que es tengas presente que tu habitación es tu espacio para dormir, que solo se usa para eso y solo vas a dormir ahí. Primero porque si cenas o trabajas en tu cama tu cuerpo empezará a entender que la habitación es para realizar estas actividades, no para dormir; y por otro lado, porque así tu cuerpo ya va a identificar que cuando te acuestas es porque es hora de ir a dormir, así será más sencillo conciliar el sueño.

 

Total
0
Shares

4 prácticas sencillas para aliviar el dolor por tendinitis

La tendinitis es una afección que provoca la inflamación de los tendones que unen al músculo con el…

También te puede interesar