7 alimentos blandos que puedes comer después de una intervención dental

Total
0
Shares

Después de una intervención dental, la buena alimentación posterior favorece la cicatrización de los tejidos blandos y duros. Por tal razón, los profesionales aconsejan llevar una dieta blanda los dos o tres días posteriores de la intervención. En este artículo, te daremos algunos consejos para que puedas conocer cuáles son los alimentos blandos que puedes comer si atraviesas una situación similar. 

7 alimentos blandos que puedes comer después de una intervención dental

La dieta blanda consiste en tomar alimentos fáciles de masticar y digerir. Es necesario seguir estos cuidados para evitar la irritación y el dolor en la zona intervenida. Existen muchos alimentos que puedes consumir sin poner en riesgo tu salud bucal, a continuación te enseñaremos una lista: 

1- Lácteos

Los lácteos son alimentos blandos que podrás digerir sin ningún problema. No pasará nada si tomas yogur, batidos, bebidas a base de yogur, helado o cualquier tipo de queso blando como lo son el queso azul, el brie, el cremoso, queso fresco, feta, mozzarella o de cabra.  

Estos alimentos son relativamente simples de comer, existen en variedad, y si los consumes fríos obtendrás un beneficio adicional para calmar el dolor en la zona intervenida.

2- Frutas blandas

En todo caso, se aconseja evitar las frutas con semillas, blandas o no, a menos que te asegures de removerlas antes de ingerirlas. En la lista de frutas blandas que puedes consumir se encuentra el durazno, el plátano, la papaya y los frutos del bosque como las fresas, los arándanos, las frambuesas, las cerezas y las moras. 

Por otro lado, si deseas consumir otro tipo de fruta que sea más dura, siempre podrás hacerlas puré o jugo para facilitar la ingesta, por ejemplo puedes preparar puré de manzana o pera. También puedes preparar jugos de frutas para acceder a una fuente rápida de energía.

3- Verduras y vegetales

Estos alimentos son un poco más duros, por lo que pueden ser más complicados de ingerir después de una intervención dental, sin embargo, existen alternativas a las que puedes acceder sin ningún problema. 

Puedes cocinar los vegetales al vapor hasta que queden blandos y cortarlos en trozos pequeños para facilitar su ingesta. Este método funciona para la mayoría de las clases de vegetales, especialmente las zanahorias y otras raíces. También puedes convertirlos en puré, como en el caso de las papas, las calabazas y otros tubérculos, para facilitar su consumo. En todo caso, algunas de las verduras recomendadas para seguir una dieta blanda son el aguacate, los espárragos, los champiñones y el jitomate sin piel. 

4- Panes 

El pan suave y sin corteza es la mejor opción luego de una intervención dental. Puedes buscar cualquier tipo de pan blando que no tenga granos o semillas y consumirlo sin poner en peligro tu salud. En todo caso, tú mismo puedes quitarle la corteza y cortarlo en trozos pequeños para facilitar su consumo. 

Te recomendamos especialmente comer budines, muffins blandos y tortillas. 

5- Granos y cereales

Los granos que son numerosos, de tamaño reducido y fácil de ablandar son los que debes consumir después de una intervención dental. Procurar buscar aquellos granos de relativa ternura que no te hagan daño al masticar o tragar. Para la dieta blanda se recomienda arroz, pastas, risotto, polenta y avena. Una comida sencilla hecha con pastas y salsa será relativamente fácil de comer y te aportará nutrientes para superar el proceso de recuperación.

6- Carne tierna y comida de mar

Debes tener mucho cuidado con el consumo de carne luego de una intervención dental, ya que algunas son duras y difíciles de digerir. En todo caso, prefiere las carnes bien cocidas y tiernas como el pollo y el cordero. También puedes consumir albóndigas que son relativamente blandas y pueden cortarse en trozos más pequeños, así como la carne mechada. 

Por otro lado, la comida de mar es una gran alternativa de proteína. Los pescados blancos sin espina, las sopas de pescado, los pasteles y las barritas de pescado son fáciles de masticar, lo que los hace ideales para esta dieta. 

Otra opción es consumir tofu, que es un alimento blando que puedes comer con poca dificultad, y también están los huevos cocidos o revueltos. 

7- Papillas

Las papillas son preparaciones extremadamente blandas y fáciles de digerir. Puedes prepararlas de forma casera o comprarlas en las tiendas. Existen en una gran variedad como lo son las papillas de frutas, verduras y cereales. 

Total
0
Shares

Ejercicios de peso corporal para fortalecer tus tríceps

Cuando se habla de brazos fuertes, la mayoría de personas tiende a centrarse en lo bíceps, pero lo…

También te puede interesar