6 estiramientos que alivian el dolor durante el embarazo

Total
0
Shares

Con el embarazo, hay que decir que cualquier cosa que nos haga sentir con menos dolor es bienvenida, y una de esas opciones es el yoga. Es que quién no quiere relajarse, tener paz, serenidad en la mente y cuerpo, porque no hay nada más incómodo que descubrir que ahora tenemos dolores en zonas donde jamás pensamos que dolería.

Con estos estiramientos para el dolor durante el embarazo, te sentirás plena, segura y tu bebé te lo agradecerá. Aunque nuestra barriga ya este grande, esto no es excusa para quedarnos quietas y evitar la actividad física, es por eso que te presentamos algunos estiramientos para hacer en casa, siempre que el médico te lo permita.

1. Postura Malasana o postura Garland

Créditos: cuerpoymente.com

Esta posición te ayudará bastante con los dolores en la zona lumbar y suelo pélvico.

  • Estando de pie, debes abrir tus piernas en una posición más grande que tus caderas y hombros, para darle espacio al bebé. Agáchate y no toques el suelo.
  • Sitúa tus manos frente a tu pecho, en forma de rezo.
  • Intenta mantenerte erguida y asegúrate de que tus pies tocan el suelo perfectamente.
  • Si esta posición te resulta complicada, lo mejor es que acomodes un bloque o una manta enrollada en tu pelvis, para que de esta manera puedas apoyarte un poco allí.

2. Postura Dandayamna Bharmanasana

Créditos: cuerpoymente.com

En esta posición se protege la espalda, de esta manera también se evita esos dolores incómodos.

  • En el tapete para yoga o colchoneta, vas a ponerte de rodillas.
  • Separa tus piernas, de manera que el espacio sea perfecto para el bebé.
  • De a poco, vas buscar apoyo en tus manos. Tanto tus manos y rodillas estarán sosteniendo tu peso.
  • Alarga tu brazo izquierdo hasta la altura de tus hombros, en línea recta. Procura no mover tu cadera.
  • Eleva tu pierna y flexiónala un poco, en una altura que sea cómoda para ti y para el bebé.
  • Trata de mantenerte en esta postura por una o dos respiraciones y regresa a la posición inicial.

El objetivo es controlar las respiraciones. Si te cansas muy rápido en las rodillas, siempre puedes hacer uso de una manta doblada debajo de ellas o un cojín blando.

3. Postura Marjaryasana o postura del gato

Créditos: cuerpoymente.com

Esta postura, puedes realizarla después o antes que la anterior, ya que son un poco parecidas.

  • Debes apoyar manos y rodillas en la colchoneta.
  • Recuerda siempre separar las piernas, brindando espacio al bebé.
  • Abre bien las manos y flexiona levemente tus brazos, así lograrás mayor estabilidad.
  • Respira y cuando lo hagas, aprieta glúteos y curva la espalda.
  • Regresa a la posición inicial.

4. Postura Utthita Trikonasana o triángulo extendido

Créditos: cuerpoymente.com

Te ayudará con el equilibrio, pues tu centro de gravedad ha cambiado con el embarazo. También verás beneficios en los músculos isquiotibiales, los cuales sirven de soporte a la espalda.

  • Estando en pie, no olvides separar tus piernas para dar espacio al bebé.
  • Posiciona tu tobillo derecho hacia afuera.
  • Extiende tus brazos de lado a lado, formando una cruz.
  • Ve inclinándote, suavemente hacia la derecha. Mantén la posición en tus brazos y baja hasta donde puedas.

5. Sukhasana o postura fácil con estiramientos laterales

Créditos: cuerpoymente.com

Esta postura es útil para descansar la tensión generada en el torso y la espalda.

  • Antes de sentarte coloca un cojín blandito o una manta doblada debajo de tu cadera.
  • Intenta tener la espalda recta e inclínate hacia la derecha, apóyate en tu mano derecha, acomodándola sobre la colchoneta o tapete. Puedes cambiar de lado, cuando te sientas lista.

6. Postura Prasarita Padottanasana

Créditos: bebesymas.com

Esta postura es una de las más relajantes del yoga, créenos que te va a ayudar de sobra, además que contribuye bastante a la circulación. Si se dificulta, puedes ayudarte de una pared o una silla para sostenerte en ellas.

  • Primero debes separar un poco más tus piernas, más de lo normal.
  • Lleva tu torso hacia adelante
  • Una vez llegues al suelo, debes cruzar tus antebrazos por encima de tu cabeza, apoyándote en ellos.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Total
0
Shares

5 variantes de giros rusos para eliminar los gorditos de la cintura

Los giros rusos son un gran ejercicio para los músculos oblicuos, por lo que realizarlos de manera frecuente…

También te puede interesar