5 formas en las que el ejercicio estimula tu sistema inmunológico

Total
0
Shares

Si tu entrenador te ha dicho varias veces que «realizar ejercicio a diario va mucho más allá de obtener o mantener un cuerpo tonificado y fuerte», te aseguramos que está siendo 100% sincero contigo. Pues la actividad física es la base del buen funcionamiento de nuestro cuerpo, en muchos niveles. Incluso en aquellas áreas de la biología y medicina, en las que no creíamos que sus efectos pudiesen llegar.

Tal es el bienestar que el ejercicio a porta a tu vida, que estimula tu sistema inmunológico, volviéndote un «roble indestructible», frente a muchas otras personas sedentarias.

5 formas en las que el ejercicio favorece tu sistema inmune

Sabemos que el reconocimiento del ejercicio físico como una excelente fuente de bienestar y vida, es de talla mundial. Pero, además de ser una frase de cajón utilizada por médicos y especialistas, para impulsar más el trabajo y la actividad física, es una realidad que abarca todo tu cuerpo. Incluyendo el sistema inmune, el cual está diseñado para protegerte.

Hacer ejercicio con frecuencia reduce el riesgo de padecer infecciones y enfermedades. Además fortalece tu sistema inmune, en cinco maneras distintas. A continuación te explicamos cuáles.

1-Combate la gripa

Realizar actividad física como parte de tu día a día, sin importar el nivel de intensidad, puede eliminar las bacterias alojadas en tus pulmones y en las vías respiratorias. Por lo que podemos afirmar con veracidad, que con ejercicio lograrás disminuir las probabilidades de contraer gripe, algún resfriado o una enfermedad del sistema respiratorio.

2-Genera anticuerpos

El ejercicio provocará diferentes cambios en los anticuerpos y leucocitos de tu cuerpo. Los leucocitos son las células de tu sistema inmune y están encargadas de combatir las enfermedades virales, infecciosas y demás, producidas por agentes externos. Al cambiar su estructura debido al ejercicio, estos dos elementos básicos del bienestar, circularán más fácil y con rapidez. Así que tu organismo será más ágil y receptivo para combatir y detectar cualquier infección o enfermedad.

3-Mejor “caliente”, que enfermo

Puede sonarte gracioso, pero la elevación breve de temperatura corporal, activada por el ejercicio, en su tapa de ejecución y poco después de este, puede impedir el crecimiento de bacterias. Esta pequeña elevación de temperatura en tu cuerpo, te ayudará a combatir más con eficacia las infecciones, produciendo un efecto un poco similar al que sucede cuando presentas fiebre.

4-La tranquilidad estará en ti

La práctica de ejercicio diario disminuirá la secreción de hormonas como el cortisol. Y aunque suene lejano o dispar, lo cierto es que el estrés incrementa las probabilidades de que presentes una infección. Por ello, el simple acto de disminuir la producción de estas hormonas en tu cuerpo, te protegerá de contraer un sin fin de enfermedades.

5-Un equipo insuperable

Aquellas personas que realizan actividad física con regularidad o dedican su vida a un deporte, suelen cuidar su consumo de nutrientes y vitaminas, asegurándose que este mantenga balanceado. Las defensas de tu cuerpo aumentan cuando te alimentas bien, por lo que practicar ejercicio y comer, fortalecerá tu sistema inmune y mantendrá tu cuerpo blindado contra afecciones de cualquier tipo. ​Siempre recuerda que no hay mejor manera de cuidarte y mantenerte saludable, que cuidar lo que comes, hidratarte y realizar actividad física

 

Total
0
Shares

8 mejores ejercicios ab wourkout de todos los tiempos para el abdomen

Con el fin de fortalecer los músculos del abdomen y conseguir el tan deseado “six pack”, en este…

También te puede interesar