15 formas naturales de disminuir el apetito

Total
0
Shares

Para reprimir el apetito algunas personas se saltan las comidas, otras se llenan de calorías vacías en lugar de comida real, y algunas hacen ayunos y limpiezas excesivas. En conclusión, pocas personas saben cómo realmente controlar el apetito de una manera saludable y vigorizante. En este artículo te enseñaremos algunos trucos para disminuir sin que corras ningún riesgo. 

15 formas naturales de disminuir el apetito

No se necesita mucho control para contener la ingesta diaria de calorías en las comidas y refrigerios principales, pero sí se requiere un poco de determinación. Una parte importante para la pérdida de peso consiste en controlar la dieta. Un obstáculo que todos enfrentamos a diario es la lucha para evitar los atracones y los bocadillos en exceso. Además de tener la mentalidad adecuada, hay otros pequeños hábitos que puedes adquirir que te ayudarán a suprimir esos antojos no deseados. 

1- Bebe mucha agua

Llenarse de agua puede minimizar la cantidad de espacio que te queda en el estómago para los bocadillos. Mantenerse hidratado es muy importante y la mayoría de las personas no lo hacen correctamente. Ten a la mano una botella de agua grande y trata de beber mucha agua entre comidas.

2- Prefiere los sólidos antes que los líquidos

Consume las calorías necesarias de alimentos sólidos, estos te aportarán una sensación de saciedad superior, en lugar de líquidos, que no lo harán. Esto significa que debes deshacerte de esos batidos sustitutivos de comidas demasiado azucarados y poco saludables. 

3- Come a intervalos regulares

Comer una comida pequeña o un refrigerio saludable cada pocas horas le dará a tu sistema tiempo suficiente para digerir y nunca se sentirá hambriento o hinchado.

4- Aumenta la ingesta de proteínas

Los alimentos ricos en proteínas mantienen el estómago satisfecho. Además, por lo general necesitamos más proteínas de las que obtenemos en un día normal. Un buen consejo es comer la mayor parte de las proteínas a primera hora de la mañana, así que sírvete un desayuno rico en proteínas.

5- Consume alimentos ricos en fibra

Los alimentos ricos en fibra tardan más en digerirse en el estómago, como consecuencia tendrás una sensación de saciedad durante más tiempo que con cualquier otro tipo de alimento. Elige verduras de hojas crudas cuando tengas hambre a mitad del día.

6- Duerme más

Las investigaciones demuestran que la falta de sueño puede aumentar la sensación de hambre y, sin darte cuenta, puede provocar que comas más con la intención de mantenerte despierto. En lugar de comer bocadillos para conseguir esa energía que necesitas, duerme lo suficiente durante la semana.

7- Sirve porciones más pequeñas

Comer en un plato más pequeño puede ayudarte a entrenar al cuerpo para que consuma una porción más pequeña de comida, al mismo tiempo que se siente lleno con esta cantidad. 

8- Come despacio

Tómate tu tiempo para disfrutar de la comida. No hay prisa, por lo que cuanto más lento comes y más mastiques, el estómago sentirá como si se estuviera llenando más rápido. Intenta comer la comida en diferentes cantidades, haciendo pausas entre cada porción. 

9- Habla más, come menos

Comer en compañía puede resultar un buen hábito para reducir el apetito. Cuando estás distraído y hablando, reemplazas la sensación de hambre por una conversación interesante. Incluso si eso significa llamar a un amigo o familiar por teléfono durante la pausa del almuerzo, charlar y ponerse al día puede reemplazar los antojos de comida.

10- Encuentra formas de reducir el estrés

Si estamos estresados ​​o molestos, comeremos para satisfacer nuestras emociones. Reducir el estrés reducirá la ingesta de calorías.

11- Haz ejercicio todos los días

Si comienzas a hacer ejercicio a diario, te sentirás más motivado para reducir los bocadillos excesivos. Tu cuerpo comenzará a desear los nutrientes que necesitas para tener un buen entrenamiento y, en poco tiempo, notarás como su rendimiento será inferior si en su lugar come comida chatarra.

12- Bebe mucho té verde

Aparte del agua, el té verde es ideal para frenar el apetito, ya que estimula el metabolismo y es bajo en azúcar. Reemplaza el café de la mañana con té verde de vez en cuando, o disfruta de una taza por la tarde para frenar los antojos de bocadillos.

13- Agrega especias a las comidas

La mayoría de las especias contienen un compuesto llamado capsaicina, que se ha demostrado que reduce el hambre. Cocina con chiles, cayena y otras especias sabrosas que te ayuden a mantenerte saciado. 

14- Empieza el día con un desayuno abundante

Lo mejor es consumir la mayor cantidad de alimentos al comienzo del día, para así disminuir lentamente la ingesta durante cada comida. Tomar un desayuno lleno de proteínas puede ayudarte a mantenerte satisfecho por más tiempo.

15- Capitaliza el café

Sorprendentemente, el café, en cantidades moderadas, puede ayudar a controlar cualquier sensación de hambre. Opta por el café descafeinado para lograr mejores efectos.

¡Síguenos en  FACEBOOK y PINTEREST tenemos muchos consejos para ti!

Total
0
Shares

Cómo perder peso durmiendo: 5 trucos para lograrlo

El cuerpo humano quema calorías las 24 horas del día. Esto quiere decir que quemamos calorías incluso cuando…

También te puede interesar